Sé que existes. Que estás allí, en algún lugar, esperándome. Pero no te preocupes, nos acabaremos encontrando. Al fin y al cabo, no sabes quien soy.

CVL

jueves, 20 de enero de 2011


Nadie entiende lo que yo entiendo, como algo alejado de lo entendible, que sigo sin entender, y entiendo cuando no quiero entender, y no entiendo cuando quiero entender, que no se entiende sin cabeza, y se entiende con tiempo encabezado, que es sustancia entendible al expresarla, y sin entendimiento al silenciarla. Que si se entiende bien, y sino también, pero si no se entiende se apodera y al entenderla te condena. Entender, no entender. No busques nada más; Entiéndete.