Sé que existes. Que estás allí, en algún lugar, esperándome. Pero no te preocupes, nos acabaremos encontrando. Al fin y al cabo, no sabes quien soy.

CVL

sábado, 20 de julio de 2019





Solo tienes que ver cual mano aprieta mas fuerte, solo tienes que saber cual no te soltaría nunca




domingo, 7 de julio de 2019




Y yo,
Siempre por separado, ni siquira juntos en la misma palabra.
Yo, y a parte tú.
Jamás nosotros.
Te sigo llamando sin doble ele y sin doble sentido.
Llámame sin doble ele y sin doble sentido.
Nuestra historia fue "hasta que la vida nos separe"


Y nos separó.



miércoles, 3 de julio de 2019

lunes, 1 de julio de 2019



Repítete una mentira un millón de veces y dime si no se convierte en verdad.
Ahora intenta decirte a ti mismo la verdad.
Ahora encuentra la verdad.
Ahora dime acaso si sabes lo que es eso.
Si sabes lo que es pedirle a un mentiroso que ha hecho de su mentira su verdad que sea sincero.
Si sabes si quiera si en algún momento supiste hasta que punto estiraste tu papel.
Ahora pide al mentiroso que deje de mentirse. Y dime si es posible, tan solo si es posible creer, que, su mentira quiso ser verdad y que alguna vez pudo serlo.
Que la verdad siempre fue absoluta y que la mentira sólo se impuso a ella porque hay impostores que, en el fondo saben jugar muy bien su papel.

Exacto, estoy hablando de mi



domingo, 30 de junio de 2019



Tu cabeza siempre va a estar demasiado ocupada pensando en el largo plazo. En todas las posibilidades que tienes delante, en que te pasará, que serás, que harás. Sino le dará por dedicarse a preocuparse por tu pasado. Y será más de lo mismo, sólo que esos mismos verbos los conjugará en pretérito. Digamos que siempre estará ahí para darte por culo. Entonces nos centraremos en cosas que no están a nuestro alcance, porque ni el pasado puede cambiarse ni el futuro es predecible. Es ahí cuando nacerá algo dentro de ti que tiene muchos nombres, pero no sabemos definirlo de la manera correcta. Me dijeron que lo pintara y solo dibuje una nube de garabatos negra sin forma. Y esa nube parece encontrar todo un cielo dentro de nosotros. Se expande como si de un líquido se tratase y se cuela por cada ranura que encuentra. Y tu notas como va creciendo dentro de ti y no sabes como frenarlo. Entonces se nos olvida algo que debería ser esencial: Escuchar a nuestro cuerpo. Escuchar lo que nos pide y dejar a un lado lo que nos perturba que ya pasó y lo que nos agobia el que pasará. Solo escuchar lo que nos pide ahora en este mismo momento. A mi me pedía escribir y aquí estoy de nuevo, sin saber muy bien como plasmar lo que tengo dentro y bastante asustada por no saber como frenarlo. Escúchate, párate a ver lo que tu cuerpo te pide. Lo bonito de la vida también es cagarla, de hecho me aventuro a decir que es lo más bonito. Somos humanos, es algo que parece que también se nos ha olvidado, y no podemos programarlo todo, y no todo está a nuestro alcance. Hoy me dijeron algo que me impacto mucho una vez que termine de hablar: "Manda a todos los que te dicen lo que deberías hacer a la mierda". ¿Porque se supone que deberíamos hacer ciertas cosas ante determinadas situaciones? ¿Porque no podemos hacerlo a nuestra manera? ¿Porque si todo el mundo opina que debería hacer X y a mi me sale hacer Y tienen que tener los demás razón? Escucha a tu cuerpo y que le den por culo a todos a los que se les ocurra decirte "deberías hacer esto" DEBERÍA DEBERÍAS DEBERÍAMOS. ¿Debería porque? ¿Porque se supone que es lo que todos hacen? Al final es tu vida, y si algo no te sale no tienes que forzarlo. No va a nacer nada si no hay tierra. Me gustaría poder pararme a sacar todo lo que me está volviendo loca y mirarlo y hablar sin tapujos.
Me encantaría clavarle la daga muy hondo. Pero ni siquiera sé lo que es, ni siquiera tengo una daga ni mucho menos fuerzas para ello. Me está ganando la batalla y lo peor es que me da lo mismo. Me importa todo tan poco que hasta me da miedo.


viernes, 28 de junio de 2019




Yo no pienso que a veces perder sea ganar. Perder siempre es perder. Nos asusta mucho llamar a las cosas por su maldito nombre. Lo que pasa es, que el camino recto y único no existe, no es real. En algún momento de tu vida te toparás con una bifurcación y entonces, tendrás que elegir. En primer lugar, querrás desprenderte de todo lo innecesario, de todo lo que te estorba. Después, mirarás de reojo todo aquello que en algún momento ha formado parte de ti. Y al final, te bastará con cerrar los ojos y darte cuenta de que no necesitas mirar algo para saber que lo quieres contigo. Lo que de verdad quieres a tu lado lo puedes tener con los ojos cerrados: lo que es para ti irá contigo escojas el camino que escojas, y nunca, nunca , tendrás que pararte a pensar si todavía quieres llevarlo encima, porque lo llevarás dentro



miércoles, 26 de junio de 2019






¿Si el amor no es una locura que te lleva a los mejores y peores extremos de tu ser, de que coño serviria?
Si se compara con una droga, ¿como pretendemos que sea sano? ¿Es que acaso deberia serlo? Puede que deba tener su toxicidad, su dependencia, su adicción. Y si no, llamadlo como queráis pero no lo llameis amor. Tenemos tantas oportunidades de vivir una historia corriente, pasajera, civilizada (cuanto encierra esa palabra). Sin pasar el mono, sin insomnio, sin sentir que nos roban una pierna si nos sentimos lejos de lo que queremos. Y que cómodo resulta conformarse con esa vida. Con la seguridad, con tener todo bajo nuestro control. Que miedo da perderlo, que miedo da mostrar a otro ser humano cuanto supone para nuestra existencia la suya. Somos tan cobardes que lo aceptamos porque creemos que asi viviremos mejor. Porque nadie vendrá a hacernos añicos. Pero hay un error en esta ecuación en la que muchos hemos creido: los sentimientos son lo único en lo que ni nosotros mismos tenemos potestad de decisión, son ellos quienes nos manejan aun cuando pensamos que nosotros los manejamos a ellos.
Hasta la mano más firme se cansa de sostener un freno, hasta las cabezas más frías tienen errores de cálculo, hasta los planes se incumplen porque siempre hay imprevistos.
La vida es una mlerda y desde luego si que es pasajera, cualquier dia, quizá mañana, quizá hoy mismo ya no podrás seguir aqui para contarlo. Creo en pocas cosas y en el juicio de nadie, pero si lo hago en el criterio del maestro que siempre estará ahí para recordarnos las verdades más absolutas:


No te mueras más que por amor



lunes, 17 de junio de 2019



Muchos han intentado definir esa palabra. Hasta los que más lo han intentado han fracasado en su misión. Referentes para mi y para medio planeta. Probablemente sea el tema preferido sobre el que componer una canción o escribir o pensar antes de quedarte dormido. Dos sílabas que encierran la mayor droga que existe, con la que incluso hemos llegado a comercializar y venderla al mejor postor. Algunos la utilizan a la ligera. Y muy pocos la han conocido. A algunos nos asusta y otros prefieren dejarse llevar por su locura. No todos saben de lo que hablo. No todos han tenido la suerte de probarla aunque les hubiera gustado. No todo el mundo sabe lo que es escuchar una canción que para ti lleva su nombre. Ni saben lo que es asociar un olor a una piel o han sentido como el cuerpo se acelera por algo tan simple como tener a otro ser humano cerca. Seguiremos sin poder darle una definición exacta, y realmente es mejor que sea así. Solo podrían dársela los dos que lo comparten y probablemente ni siquiera se acercarían. Algunos lo conocen antes, otros después, otros nunca. Puede que sea esa unión que nada es capaz de detonar y que perdura con los años. Quizá no sea más que complicidad a nivel extremo, quizá sea siempre quien menos esperaste. Nunca podremos encontrar una explicación, pero digamos que produce hasta electricidad. Y que, si, tiene que ir ligado al dolor. Y a la desesperación, y a la distancia, y a la soledad. 
Que sentido tendría una historia de amor sin algo así. Que sentido tendría un amor civilizado. Que sentido tendría un amor sin que el destino esté dispuesto a sorprenderte siempre. Sin ser inesperado. Sin ser intenso. Que sentido tendría un amor sin ser amor...








domingo, 16 de junio de 2019



Me gusta la gente capaz de entender que el mayor error del ser humano, es intentar sacarse de la cabeza aquello que no sale del corazón.



M.B




jueves, 13 de junio de 2019



El tiempo es la variable más relativa de todas. He sentido como todo cambiaba de un día para otro, y lo que veía en el de enfrente, era un reflejo de lo que me transmitía el día de antes. He estado sin ver a alguien días y meses y más meses y esa personita me ha hecho sentir exactamente lo mismo que la última vez, como si el tiempo nunca hubiera existido. Somos presos de el y nos tiene atrapados entre sus barrotes. Nunca podrá compararse con una medicina, y mira que la tendencia a responsabilizar al tiempo de la cura de nuestras heridas es un error frecuente. Que sabio es eso de que el sentido común es el menos común de los sentidos.
He sentido como en escasas horas todo era diferente dentro de mi y como en años nada había cambiado lo más mínimo. El tiempo nunca jugará a nuestro favor ni a nuestra contra. Puede ser un aliado o nuestro peor enemigo, pero eso ni nosotros mismos lo sabemos. Forma parte de nosotros y nos recuerda con cada cana que aparece o con las pequeñas arrugas que empiezan a formarse, que nuestro momento en este lugar es temporal, que sigue corriendo.
El tiempo realmente no importa. Lo que importa es lo que hagas con el, porque desde luego, no es ilimitado. Al final sólo arrasa con lo que puede arrasar, con lo que no pesa lo suficiente, con lo que no perdura.